ASÍ VIVEN, ASÍ ESTÁN
Un día en Irlanda

Un año escolar en Irlanda pasa deprisa, y nadie mejor que nuestros alumnos para dar testimonio de lo que ha significado para ellos disfrutar un año escolar fuera de casa.

Si te tienta, no lo dudes. Aprenderás inglés, exprimirás a tope el curso, crecerás como persona y volverás con la maleta cargada de emociones y experiencias.

LA EXPERIENCIA DE SU VIDA

Año Escolar, ¿qué es?

Realizar un año académico en el extranjero es la forma más eficaz de aprender inglés, ya que el proceso de inmersión es total.

Es una experiencia muy enriquecedora, y se realiza en uno de los momentos más adecuados de la vida del alumno: cuando está receptivo, y es lo suficientemente maduro para aprovechar, al máximo, la experiencia.

El programa de Año Escolar en el extranjero es un curso en el que el alumno se desplaza a estudiar fuera de España el equivalente a sus estudios de ESO o Bachillerato en nuestro país, durante un trimestre o un curso completo.

Cuando se trata de un año escolar completo, la convalidación de los estudios a su vuelta está garantizada. Esto permite al estudiante reincorporarse al sistema educativo español en el curso siguiente sin perder el año y con, prácticamente, los mismos conocimientos que el resto de sus compañeros

En Midleton School nos encargamos de realizar por vosotros todo el proceso de convalidación. Para que sólo y sobre todo os centréis en disfrutar la experiencia, dejando en nuestras manos todo el papeleo y la burocracia.

¿Por qué es importante estudiar un año escolar en el extranjero?

Vivir fuera de casa y lejos de amigos y familiares no es fácil, pero es la mejor manera de conocerse a sí mismo y crecer como persona.

Viajar, conocer gente, descubrir una cultura distinta y aprender nuevas tradiciones, ayudará al estudiante a consolidar su personalidad y será la mejor inversión para su futuro.

Es una experiencia única

Será la primera gran experiencia de su vida, y como todas las primeras veces, será inolvidable y enriquecedora en todos los sentidos.

Tomar decisiones, asumir responsabilidades y enfrentarse a nuevas situaciones sin el apoyo directo de la familia le ayudará a madurar y a ser independiente.

Se aprende e interioriza el idioma

Manejar con soltura una lengua requiere dedicación, por lo que desplazarse a Irlanda a estudiar un año escolar y realizar una inmersión total, es la manera más rápida y efectiva de hacerlo.

Permanecer en contacto con el idioma las 24 horas del día permitirá, al finalizar el curso, pensar en inglés, interiorizar su uso y hablarlo con fluidez.

Se descubre una nueva cultura

Convivir con una familia anfitriona, residir en un internado, y descubrir una cultura, una historia nueva y un país diferente, cambiará la visión del mundo que tenía hasta ahora el estudiante.

El alumno, durante el curso escolar, descubrirá nuevas realidades con las que habrá de convivir, afrontará nuevos retos, y empezará a valorar unas diferencias que sin duda enriquecerán la experiencia.

Otorga prestigio académico

Estudiar un curso escolar fuera de España es un mérito que se tiene en cuenta en un expediente académico porque marca la diferencia con respecto a quienes no han estudiado fuera. Además facilita la entrada a cualquier tipo de estudio superior que se imparta en ese país.

El hecho de que en el destino se estudie el mismo curso escolar qué realizaría en España, ofrece la tranquilidad de que no se pierde un año académico.

Se hacen amigos para toda la vida

Convivir con una familia, alojarse en un internado o estudiar con alumnos de otras nacionalidades significa descubrir otras realidades, y conocer a gente distinta que tal vez se conviertan en amigos que durarán toda la vida.

Mejoran las oportunidades laborales

A  nivel laboral, estudiar un año académico en el extranjero es un punto diferenciador fundamental para el éxito profesional. Dominar un segundo idioma es muy enriquecedor de cara al capital humano de cualquier empresa.

Testimonios de alumnos

año escolar en el extranjero midleton school testimonios

Pues este año está suponiendo una gran experiencia para mí, el tiempo pasa muy rápido. Me alegro mucho de que mis padre hayan confiado en mí para hacer esto y estoy muy orgullosa por todo, sobre todo de mí, que he podido pasar estos meses muy feliz y agradecida.

Ana Almansa (Huelva) - Año Escolar - St. Vincent’s (Secondary School)
año escolar en el extranjero midleton school testimonios

Simplemente por el hecho de tener un segundo idioma, aprenderlo y ver que tras un tiempo puedes sentarte a cenar con la familia y seguir la conversación sin ningún problema. Solo por eso, uno ya se siente orgulloso de si mismo y por eso recomiendo venir.

Guillermo Prieto del Tío (Valladolid) - Año Escolar - Oatlands College (Transition year)
estudiar en el extranjero midleton school testimonios

Lo que más estoy disfrutando es del tiempo con la familia, con el paso del tiempo siento que no solo vivo con la familia. Además, soy parte de ella. Paso tiempo con mis hermanas, es como vivir con amigas, y los padres son fantásticos. Siempre han intentado incorporarme a la familia y que no me sienta sola, les tengo mucho aprecio.

Karla Martí (Barcelona) - Año Escolar - Mohill community college (3rd year)
SWITCH THE LANGUAGE