UN AÑO ESCOLAR CERCA DE CASA

¿Por qué elegir Irlanda?

Elegir Irlanda como destino para realizar un año escolar, es ideal para quienes desean una formación internacional sin renunciar a la cercanía física y cultural, y a un entorno de aprendizaje similar al que ofrece el sistema educativo español.

EXCELENTE TRADICIÓN EDUCATIVA

Irlanda posee una larga y excelente tradición educativa que se refleja en el último informe PISA, en el que se revela que destaca por encima de la media gracias a su excelente método, que se sustenta en la transmisión de un envidiable sistema de valores.

Ofrece al alumno herramientas de futuro, y una mayor capacidad de elección, apostando por su crecimiento y su desarrollo personal.

A la hora de calificar, se premia además el comportamiento y la actitud. Por eso, quienes realizan un año escolar en Irlanda, regresan con un marcado sentido de la responsabilidad.

UN PAÍS CON UNA AMPLÍSIMA RIQUEZA CULTURAL

Irlanda es un país antiguo. Su enorme y variadísima riqueza cultural queda patente en sus museos, bibliotecas, galerías de arte, teatros y sus festivales de música que parecen no tener fin.

Esta riqueza cultural impregna la vida de sus habitantes y ayuda a estimular la creatividad y el interés por lo nuevo de nuestros alumnos, sirviendo de acicate para todos sus sentidos.

La perfecta combinación de sus vibrantes escenarios urbanos con paisajes tan hermosos que parecen pertenecer a tierras remotas, junto con la ingente cantidad de tradiciones y leyendas que impregnan sus rincones, hacen que afloren la creatividad de todo aquel que la visita.

Es cuna de grandes nombres de la literatura, la música, la pintura o la arquitectura. Una tierra inspiradora y estimulante como pocas, en la que su mitología, sus tradiciones y sus costumbres han traspasado fronteras y han conquistado todos los rincones del mundo.

UNA ISLA AMABLE

Vibrante y mágica, esta isla esmeralda de paisajes inspiradores y condados en los que parece que el tiempo ha llegado a un punto muerto, atesora una belleza inconfundible y una población con un encanto muy especial.

La amabilidad irlandesa, su arraigada tradición de hospitalidad y su intensa vida social, hacen de Irlanda un lugar en el que vivir se convierte en un ejercicio de mindfulness y buenas vibraciones.

UNA VIDA FAMILIAR RELAJADA

Los irlandeses son personas muy sociables. La vida familiar es cálida  y agradable, muy parecida a nuestro espíritu mediterráneo, por lo que el estudiante se sentirá como si estuviese en casa.

Desde hace más de 10 años

Midleton School elige Irlanda

Se puede realizar un año escolar en el extranjero en cualquier país donde el idioma oficial sea el inglés; sin embargo, desde hace más de 10 años, Midleton School se ha especializado en Irlanda para ofrecer su programa de año académico por una serie de razones que enumeramos a continuación.

Porque es un destino seguro y cada vez más solicitado por estudiantes de todo el mundo.

Como ya hemos señalado, apostamos por la excelente tradición educativa irlandesa.

Por la calidad humana de las familias anfitrionas y la vida relajada y agradable de sus hogares.

El carácter hospitalario de los irlandeses y su buena conversación son la clave para sentirse parte de la familia y tener una experiencia inolvidable en el extranjero.

Su proximidad con España facilita los posibles desplazamientos tanto del alumno como de la familia.

Es un país idóneo para aprender inglés porque el vocabulario que se emplea es muy rico.

La oferta educativa en Irlanda es muy amplia. Existe una gran variedad de colegios, concertados o privados, religiosos o laicos, masculinos, femeninos o mixtos. Esto significa que podemos ofrecer al estudiante un colegio que se ajuste perfectamente a sus necesidades y preferencias.

Los colegios con los que trabajamos en Irlanda tienen normalmente un ratio bajo de alumnos por profesor, lo que redunda en un mayor control del aprendizaje por parte del profesor.

Porque el sistema educativo irlandés es muy parecido al español. Así, estudiar bachillerato en el extranjero o un curso de la ESO, no supondrá un cambio radical.

En Bachillerato es fácil elegir asignaturas con lo que facilita la continuidad de los estudios tras finalizar el año escolar en Irlanda.

Además, la convalidación de cursos de ESO y bachillerato está asegurada siempre que el alumno supere las asignaturas obligatorias.